domingo, 19 de julio de 2009

Función de la fibra soluble e insoluble

Las fibras son compuestos de los alimentos que no pueden ser digeridos por el organismo, atraviesan el tracto digestivo realizando una función limpiadora. Una dieta con adecuadas cantidades de fibra reducen las posibilidades de padecer constipación, colon irritable, diverticulosis y cáncer de colon además además tienen otros beneficios como dar sensación de saciedad (muy importante en las dietas de bajas calorías) y regular los niveles de azúcar en sangre. Las fibras no aportan calorías o pueden llegar aportar muy pocas de las mismas.
La fibra soluble al tomar contacto con el agua forma geles, que atrapan al colesterol y las sales biliares en el intestino y todo esto es eliminado del cuerpo por la materia fecal, de aquí que los nutricionistas, en casos de alto colesterol, sugerimos la ingesta de fibra soluble. En el intestino grueso la fibra soluble fermenta y se forman ácidos grasos de cadena corta que aportaran al organismo 2 calorias por gramo, que es la mitad de lo que aportaría cualquier otro hidrato de carbono.
La fibra insoluble, como lo aclara su nombre, no se disuelve en el agua, la misma flota, absorbe agua, estimulan el tránsito intestinal y ayudan a movilizar mas rápidamente fuera del organismo sustancias que puedan llegar a ser tóxicas para el organismo. Las fibras insolubles se considera que casi no aportan calorías.
La mayoría de los alimentos de origen vegetal contienen, en su mayoría, los 2 tipos de fibras en diferentes proporciones, según el alimento que se trate.

Podes seguir leyendo:
Como un nutricionista ayuda a bajar de peso
¿El agua ayuda a adelgazar?


Publicar un comentario