lunes, 17 de agosto de 2009

El aceite de canola y sus propiedades curativas

La canola es una planta oleaginosa originaria de Canadá y una de las plantas en su tipo mas cultivadas del mundo. Con esta especie se elabora el aceite de canola utilizando la tecnología de prensado en frío, que permite que las semillas conserven sus propiedades curativas hasta obtener el producto final (el aceite propiamente dicho). La técnica anteriormente nombrada es fundamental para conservar los beneficios del producto en cuanto a sus ácidos grasos esenciales y bajo contenido de grasas saturadas. El rasgo distintivo de este aceite es el equilibrio que mantiene entre sus ácidos grasos, muy diferente de otros aceites vegetales:
-11% de omega 3 (10 veces superior al aceite de oliva o girasol)
-21% de omega 6
-61% de omega 9
-50% menos de ácidos grasos saturados que otros aceites
Su balance de OMEGA 3/OMEGA 6 se asemeja al ideal recomendado por las guías internacionales.
Contiene omega 3 el cual es difícil de encontrar en nuestra alimentación occidental .
La importancia de los ácidos grasos radica en su efectividad en la prevención y tratamiento de diversas enfermedades cardiovasculares como por ejemplo en los altos niveles de colesterol y lípidos, en la prevención de la trombosis, arritmias y ataques cardiacos
Los ácidos omega 6 y omega 3 no son sintetizados por el organismo, por este motivo, es necesario incorporarlos desde una fuente externa. Estas grasas desempeñan un papel importante también en el crecimiento, la reproducción, la visión, ayudan a mantener la piel saludable, ayudan a prevenir enfermedades inmunes tales como la artritis reumatoidea, ayudan a prevenir la enfermedad de Alzheimer, mejoran el estado de los pacientes con epilepsia y alivian los problemas de varices.
Publicar un comentario en la entrada