viernes, 12 de febrero de 2010

El plan alimentario sano y equilibrado para adelgazar, su relación con los dulces

Dieta armónica con pocos dulces

El plan alimentario sano y equilibrado es de suma importancia cuando queremos perder o bajar de peso. Muchas veces lo que nos impulsa a empezar un plan alimentario es fundamentalmente lo estético y para llegar a ello entonces, no dudamos en ponernos en campaña y empezar con la lista de alimentos prohibidos que nos paso un amigo/a, un compañero/a de oficina o un vecino/a en el afan de vernos mas atractivos, jovenes y estilizados. La sociedad incentiva y trata de convencernos que este modelo es el que nos llevará a ser exitosos laboralmente, socialmente, con el sexo opuesto y hasta en la vida en general. Es aquí que empieza la carrera contra el tiempo y la balanza, nos obsesionamos con nuestro peso y nuestras conductas de alimentación se empiezan a enfrentar con lo que podría ser un hábito alimentario saludable, en especial en la gente que está atravesando la edad de la adolescencia o juventud. La triste realidad es que muchas veces se termina cayendo en dietas sin fundamentos nutricionales como por ejemplo la dieta del astronauta, la dieta del helado, de la luna o Atkins entre muchas otras, las cuales no cubren los requerimientos que nuestro organismo necesita; cada uno de nosotros esta formado por células y dada la comlejidad de procesos y funciones de las mismas se necesita una variedad de elementos y nutrientes para poder llevarlas a cabo, y estos nutrientes entran a nuestro organismo mediante los alimentos. Si no comemos adecuadamente podemos llegar a una desnutrición por lo cual estaremos delgados pero enfermos, si queremos estar delgados pero sanos la mejor alternativa es equilibrar nuestra dieta y que esta dieta este enmarcada dentro de un plan alimentario sano y equilibrado.

Por otro lado es importante tener en cuenta que la ansiedad por lo dulce es un importante factor que puede perjudicarnos si estamos realizando un plan de alimentación para bajar de peso, entonces deberemos tener en cuenta ciertos puntos que resultan fundamentales para tratar de evitar estos episodios:

1-No salte el desayuno: el desayuno es una comida sumamente importante ya que con ella salimos un ayuno de varias horas (pues a la noche estamos durmiendo y no comemos nada), por más que no se tenga mucho apetito recomendable ingerir al menos un desayuno liviano.

2-Para los momentos en que pueda surgir la ansiedad tener al alcance de la mano un lácteo como puede ser un yogur descremado o un pedazo de queso descremado, un vaso de leche descremado los cuales al tener un importante cantidad de proteínas genera una buena saciedad.

3-La actividad física también será una buena herramienta para controlar la ansiedad y adherirnos mejor a un plan alimentario sano y equilibrado ya que la misma libera sustancias llamadas endorfinas las cuales provocan sensación de bienestar. Si la actividad física se realiza durante la mañana es recomendable no realizarla en ayunas.

4-Es conveniente realizar las cuatro comidas principales del día y en lo posible dos colaciones, esto también ayudará con nuestro propósito de controlar la ansiedad por lo dulce.

5-Realizar un registro escrito de emociones también puede llegar a resultar útil ya que de esa forma podemos alcanzar a visualizar las cosas o situaciones que nos traen ansiedad. Si identificamos estas cosas o situaciones que nos provocan emociones negativas entonces ya estaremos un paso más adelante para trabajar sobre ellas evitando que sucedan, o es al menos, bajando la frecuencia de ocurrencia de las mismas.


6-Existen también técnicas de respiración, relajación y meditación las cuales también pueden ser útiles controlar mejor esta ansiedad y poder seguir nuestro plan alimentario.

Podés seguir leyendo:
Plan alimentario completo para bajar de peso hasta 1 kilo por semana

Publicar un comentario