lunes, 6 de febrero de 2012

Beneficios del polen y propiedades curativas

Los beneficios del polen y las propiedades del mismo , son para muchas personas desconocidas, por ser un alimento poco frecuente. El polen es un polvo fino producto de los órganos masculinos de las flores y de secreciones propias de las abejas. Posee una interesante composición quimica: proteínas, vitaminas (provitamina A, grupo B y vitamina C) , minerales, oligoelementos, enzimas y otras sustancias. De esta forma podemos considerar al polen un tónico energético y revitalizante poderoso que combate la fatiga mental, abre el apetito y baja la presión arterial.
Los componentes del polen tienen alta biodisponibilidad para nuestro organismo, por lo que sus propiedades se pueden aprovechar en alta proporción. Se lo suele indicar en casos de anemia, ya que incrementa la síntesis de glóbulos rojos. También actúa como regulador intestinal, mejorando la digestión de los alimentos, generando así una mejora en algunos tipos de diarrea y en el estreñimiento.
Para escoger un polen de buena calidad, es necesario, estrujar un gránulo entre los dedos: debe tener un aspecto suave y algo arenoso, el polen que no se disuelve con facilidad en la boca o cuya consistencia es crujiente seguramente sea un polen que ha perdido bastante de su poder nutritivo. El color de los gránulos puede presentar amplias variaciones: amarillo claro, anaranjado y en ocasiones marrón o negro.
El polen se debe guardar en un lugar fresco y seco, ya que la humedad excesiva provoca la formación de hongos Se puede tomar de 1 a 3 cucharadas de postre al día con líquidos fríos o tibios, se puede endulzar con miel o mermeladas, jugos naturales, leche, yogures o solo. Es aconsejable tomarlo en ayunas. Es importante al adquirir este producto mirar la fecha de vencimiento ya que a lo largo de un año, el mismo, puede perder gran parte de su poder nutritivo.
Publicar un comentario en la entrada