domingo, 1 de septiembre de 2013

Ejercicios para quemar grasas rápidamente


corriendo para quemar grasas

Cuando comenzamos con un plan alimentario para bajar de peso es muy bueno optar también por incluir algunos ejercicios para quemar grasa más rápidamente, esto sólo puede hacerse si la condición física y salud del individuo lo permiten. Suponiendo que la persona no tiene contraindicaciones para realizar ninguna actividad física y siempre teniendo en cuenta que para personas no entrenada la intensidad y duración del ejercicio deben ir de menor a mayor se pueden optar por varios tipos de ejercicios: entre los cuales se encuentran los aeróbicos y los anaeróbicos, los primeros  se realizan sin "deuda de oxígeno" y los segundos son los que se realizan con "deuda de oxígeno" y en donde hay formación de ácido láctico en los músculos. Sumar al plan de alimentación una rutina que combine ejercicios aeróbicos y anaeróbicos puede ser una buena manera para quemar grasas más rápidamente.

Se deben incluir bastantes ejercicios aeróbicos que tendrán aparte del beneficio de bajar de peso otros tantos que se enuncian a continuación:

-Incluir estos ejercicios ayudarán a bajar de peso y a mantener el peso perdido, ayudando muchas veces a que no se esté tan exigido con el plan alimentario.
-Nos darán una mayor resistencia
-Son una buena forma de controlar la presión arterial
-Para las personas que padecen osteoporosis puede ser una forma de mantener a raya la enfermedad y para las personas que no la padecen pueden ser una buena forma de prevención de la misma.
-El ejercicio incrementa la producción de endorfinas las cuales son sustancias que al ser volcadas en el torrente sanguíneo nos dan sensación de bienestar y euforia.

Los ejercicios también se pueden clasificar en ejercicios de bajo impacto y de alto impacto. Entre los ejercicios de bajo impacto podemos nombrar a la caminata, la natación, andar en bicicleta, etc. entre los ejercicios de alto impacto podemos nombrar a la carrera pedestre, el tenis, el padre, el squash, el fútbol, el básquetbol, etc.

Es importante la consulta con el médico de cabecera antes que embarcarse en la práctica de cualquier práctica deportiva, el mismo determinará si se está en condiciones de practicar la actividad en particular que le interese la persona.

Es fundamental que reconozcamos nuestros límites y empezar con la actividad física de a poco y entendiendo que si nunca practicamos o hace mucho que no lo hacemos, nuestro cuerpo se debe acostumbrar al estímulo, si nosotros le exigimos demasiado en los primeros días corremos el riesgo de lesionarnos y no poder seguir adelante con el entrenamiento.
En la práctica de la actividad física siempre es recomendable estar acompañado por un profesor de educación física que nos pueda guiar hacia nuestros objetivos y él cual sabrá planear un programa adecuado para nosotros y nuestras capacidades.
Publicar un comentario