Mostrando entradas con la etiqueta Nutricionista. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nutricionista. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de enero de 2014

Consejos de un nutricionista para adelgazar comiendo sano


En muchas ocasiones las personas que logran bajar de peso vuelven a recuperar el peso perdido, pero muchas veces esto sucede ya que se trazan objetivos equivocados y a los cuales es muy difícil llegar y a veces hasta imposible. Cada persona tiene un peso posible cuyo valor es muy diferente en cada caso, en ocasiones no es sólo una cuestión de tener como una referencia a las tablas o índices pertinentes sino que también se debe tener en cuenta la historia personal del paciente con respecto al Peso. Para llegar a ese peso posible se deberán hacer una serie de cambios donde se incluirán la modificación de hábitos alimentarios erróneos, aprender a medir las porciones de comidas, a realizar elecciones adecuadas de alimentos (cuáles son los que nos convienen más y cuáles alimentos nos convienen menos), etc. Es un buen punto de partida tener una idea de cómo es el proceso por eso hemos agrupado las ideas principales en estos 9 consejos de un nutricionista para adelgazar comiendo sano.

1-      Una de las primeras cosas entonces, que debemos tener en cuenta el establecimiento de objetivos realistas y que sean adecuados. Tratemos de establecer objetivos claros y que estén a nuestro alcance y pensemos al tratamiento para bajar de peso como un recorrido, intentemos no estar mirando permanentemente al final del camino si no tratemos de disfrutar el paisaje del mismo ir aprendiendo e incorporando aprendizajes nuevos en definitiva, no servirán para poder mantener el peso y tener una vida más saludable y plena.

2-      El profesional un equipo profesional que nos está tendiendo debe tener o compartir nuestra misma filosofía. Las filosofías de trabajo que atienden solamente el descenso de peso sin importar ninguna otra variable y mide el éxito del tratamiento midiendo sólo los kilos bajados seguramente no nos favorecerá y no podrá prestarnos la ayuda que realmente necesitamos.

3-      Estar motivado y tener claramente en mente las razones por las que voy a ser el tratamiento es fundamental ya que las tentaciones eran muchas, estaremos permanentemente expuestos a las mismas, tendremos que incorporar nuevos hábitos de alimentación y técnicas para poder realizar mejor el tratamiento. Todo esto conlleva una inversión de energía de la cual sólo dispondremos si tenemos realmente la mente clara y con un objetivo preciso.

4-      Muchas veces estaremos expuestos a situaciones que nos “invitarán” a comer alimentos que no estaban previstos, como por ejemplo reuniones sociales, cumpleaños, salía con amigos, fiestas familiares, etc. para lograr salir indemnes por lo menos perjudicado posibles estas situaciones es necesario aprender ciertas técnicas. Éstas técnicas serán apropiadas porque debemos tratar de no apoyarlo solamente en la "motivación".

5-      En estos consejos de un nutricionista para adelgazar comiendo sano es importante también señalar otras variables como por ejemplo: evitar lugares y situaciones que pueden llegar a hacernos comer de más: concurrir a establecimientos de tenedor libre, pizza libre, restaurantes con buffet, etc. en estos lugares los estímulos son demasiado fuertes, entonces puede llegar a derivar en situaciones complicadas que pueden atentar contra nuestro plan de alimentación. El hecho de comer en nuestra casa es favorable ya que allí jugamos de "locales" y tenemos más control de todo lo que pasa por nuestra mesa y por nuestra heladera.

6-      Existe mucha gente que sostiene que sabe que alimentos debe comer para adelgazar o para mantenerse en peso, sin embargo no pueden tener una pérdida de peso. El hecho de conocer la "teoría" no siempre quiere decir que sea fácil llevarlo a la "práctica". Sin embargo la información nutricional es un tema que se debe ir incorporando y asimilando a lo largo del tratamiento. Un paciente que se encuentran en cierto nivel es capaz de discernir que alimento le conviene elegir en comparación con otros, sabe cómo interpretar las etiquetas de los alimentos, se fija en las grasas y azúcares de un alimento, sabe preparar comidas de bajas calorías, etc.

7-      Existen situaciones (no todas) en las que se puede prescribir algún fármaco pero este debe estar suministrado por un profesional idóneo, se debe tener en cuenta que el fármaco funciona como una pequeña duda más y no caer en la “trampa” de que el fármaco es "todo". Un tratamiento de peso bien encaminado no se apoya sobre un fármaco solamente, siempre será de vital importancia la realización de un plan alimentario equilibrado (con la respectiva reeducación alimentaria) y la incorporación, según cada caso en particular, de actividad física. Podríamos decir que la moraleja es que no existe ningún fármaco o pastilla que sea “ milagroso” e inocuo.

8-      Como se nombró en el punto anterior el hecho de realizar actividad física es fundamental, el profesional evaluará según la condición, según diferentes factores como la edad, el sexo, el peso, el estado físico, la presencia de alguna incapacidad física, etc. esta comprobado que las personas que realizan aquí a física tienen una adherencia mucho más sólida al plan de alimentación.

9-      Tratar de cambiar el "chip” en nuestra cabeza y empezar a tratar de pensar que el éxito de un tratamiento no se encuentra solo en la famosa frase "bajé tantos kilogramos”, debemos pensar que el éxito del tratamiento es algo mucho más amplio: bajar de peso es importante sí, pero no es menos importante el hecho de aprender a comer mejor, cambiar hábitos no saludables, sentirnos mejor con nosotros mismos y con más salud.

Espero que estos consejos de un nutricionista para adelgazar comiendo sano hayan sido de utilidad y que puedan ser de ayuda para que puedas elegir los mejores caminos para perder peso.

viernes, 10 de enero de 2014

8 recomendaciones de un nutricionista para adelgazar


paciente realizando las recomendaciones del nutricionista

Estas son las recomendaciones de un nutricionista para adelgazar que deberías conocer y que puede ser el puntapié para empezar con tu plan de alimentación, mejorar tu salud y obtener una mejor calidad de vida. Los agrupamos en ocho puntos que son esenciales a la hora de adelgazar:

La importancia de la porción y de la unidad: este punto es uno de los primeros que se debe conocer y es realmente fundamental. Si se come una cantidad menor, se reducen las porciones y el descenso de peso seguramente no se hará esperar. Es importante tener en cuenta que la cantidad de comida se cocina es clave, ya que si se cocina de más, seguramente se servirá comida de mas en el plato, lo que dará como resultado un exceso de calorías consumidas en tu ingesta. Las personas tendemos a dejar el plato vacío (percibimos el plato como uno unidad) entonces cuánto más lleno el plato más calorías habremos consumido. Lo mismo sucede con otros alimentos como por ejemplo, podemos percibir como una unidad a: 1 paquetes de galletitas, la fuente de milanesas que llevamos a la mesa, etc. éstas últimas son "unidades grandes". Seguramente si empezamos a comer un poco menos, a servirnos menos en el plato, a acompañar nuestros platos con verduras, haciendo un plato más nutritivo y equilibrado, estaremos en condiciones de obtener mejor la sensación de saciedad

Identificar si realmente tenemos hambre
Infinidad de personas les cuesta identificar realmente las razones por las que comen, que en muchas ocasiones no es exactamente hambre. Muchas veces se come por aburrimiento, ansiedad,, tristeza o angustia. Es importante empezar a identificar si es que estamos comiendo por algunos de estos casos puntuales o si realmente tenemos hambre. Antes de comer ese primer bocado piensa realmente si tiene hambre. Una de las claves está en saber diferenciar entre el hambre real y el “hambre emocional” de lo contrario poder realizar un aprendizaje de cómo manejar los momentos de tensión sin recurrir necesariamente a la comida.

Realizar pocas ingesta en el día o hacer ayunos
Es frecuente que mucha gente ya sea por su ritmo de vida, hábitos, trabajo otras ocupaciones relegue los momentos de comida, quedando así varias horas sin hacer ningún ingesta. Existe también la creencia que el hecho de hacer pocas comidas en el día o hacer ayunos pueda ayudar con el objetivo de adelgazar. Cuando uno pasa varias horas sin comer o hace ayunos se logra exactamente el efecto inverso a adelgazar, ya que se activan sistemas metabólicos relacionados con el ahorro de energía y los cuales favorecen la fabricación de tejido adiposo por parte del organismo. Es decir si realmente está buscando adelgazar lo recomendable sería realizar de cuatro a seis comidas en el día tratando de no superar un lapso mayor de cuatro horas entre una comida y la otra.

La importancia de la hidratación
Si no bebemos una buena cantidad de líquidos durante el día probable que esta circunstancia nos lleve a una mayor ingesta de alimentos. La recomendación es verdad ocho vasos de agua por día, la cual puede aumentar en la época de verano. Se debe tener cuidado con las debidas azucaradas como por ejemplo las graciosas, alguno jugos, entre otras ya que aportaran calorías "escondidas". Por ejemplo un vaso de graciosa puede llegar a aportar entre 80 y 100 calorías dependiendo el tipo. Éste punto fundamental y he decidido ponerlo dentro de las recomendaciones de un nutricionista para adelgazar  ya que es un punto hay que muchas personas no le dan la importancia necesaria

Manejar las tentaciones
porque un alimento nos guste mucho, esto no quiere decir que debamos comerlo cada vez que tengamos oportunidad y que lo debamos consumir de una forma exagerada. En este caso vale la pena preguntarse si realmente tenés hambre o es más bien que te sentís tentada/o. En vez de comer ese mismo alimento cada vez que se te presente la oportunidad, podés pensar en incluirlo en algún día de la semana que clarifique su con anterioridad y cuando lo ingieras hacerlo de forma moderada, de este modo podrá seguir disfrutando del alimento pero controlando la incorporación de calorías que no estén programadas.

 

Manejar los estímulos visuales
Es frecuente que en ocasiones, mostró la comida porque la vemos, porque está ahí y no porque realmente estamos teniendo un hambre genuina. También es cierto que cuando hay una gran oferta de alimentos (como por ejemplo los tenedores libres), el estímulo es mayor y generalmente se termina comiendo de más. No es recomendable realizar mucha variedad de cosas en una sola comida, otra medida importante que puede tomar es servir los platos directamente la cocina si llevar la fuente a la mesa.

 

No realizar comidas fuera de horario
Es lo que normalmente se denomina "picoteo". Muchas personas comen sin respetar los horarios de sus comidas lo que da como resultado que terminen ingiriendo alimentos más allá de su cuatro o seis comidas diarias convencionales. Entonces el importante no tener comida a la vista y al alcance de la mano tanto en su ambiente laboral como en su casa. Es importante que vos puedas organizar de tal manera para que no termines ingiriendo comida que no está dentro del plan o dieta.

 

Tener cuidado con los alimentos ricos en grasas, azúcar y sal
Los alimentos que en su composición poseen altas cantidades de grasas, azúcar o sal (o una combinación de ellas) son alimentos que nos "llaman" a seguir comiendo. Se debe prestar atención cuando condimentamos con aceites, mayonesas, salsa golf, etc. Una cucharada de aceite posee 90 calorías aproximadamente. Las ensaladas también pueden ser condimentadas con vinagre o aceto balsámico que no contienen calorías y hacen disminuir el índice glucémico de la comida lo que favorece el descenso de peso. Se debe tener cuidado también con el azúcar de mesa, golosinas, tortas, amasados de pastelería, facturas, bebidas azucaradas, miel, etc. Hay alimentos donde por ejemplo se encuentran combinadas las altas cantidades de grasas y sal, como por ejemplo en los quesos duros, la comida chatarra, papas fritas, snacks, etc. Estos últimos deben consumirse con cuidado sabiendo que son alimentos altamente estimulantes y que pueden "arrastrarnos" a comerlos sin control.

Estas recomendaciones de un nutricionista para adelgazar forman parte de la piedra angular para que puedas empezar a bajar de peso, tener una mejor calidad de vida y sentirte mucho mejor.

domingo, 27 de octubre de 2013

Por que todo nutricionista te hará la recomendación de hacer ejercicios físicos diarios


Realizar ejercicio físico con cierta regularidad es uno de los primeros pilares para mejorar tu salud desde diversos puntos de vista. Seguramente si concurriste a un nutricionista o a algún otro profesional de la salud, seguramente te halla hecho la recomendación de hacer ejercicios físicos diarios, ya que entre sus beneficios podrás conseguir nivelar los valores del colesterol y contarás con un corazón mas entrenado entre otras cosas.

La actividad física te ayudará a poder perder peso y a poder mantener el descenso que hallas obtenido, además aumenta la fuerza, la autoestima, disminuye el estrés y el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Otra de las cosas con las que podemos beneficiarnos con un ejercicio físico regular es que aumentará los niveles de HDL (colesterol bueno) el cual tiene un efecto protector sobre las arterias.

Con el ejercicio físico se fortalece el corazón, los músculos también aumentan su capacidad de uso de oxígeno, lo que mejora su capacidad de trabajo. Con entrenamiento regular tu corazón se hace más eficiente necesitará latir menor cantidad de veces para poder funcionar igual estando en reposo.

Un programa para adelgazar diseñado por un nutricionista debería incluir ejercicio moderado. Es preferible incluir algo de ejercicio físico en tu rutina diaria en lugar de realizar un recorte demasiado de calorías que puede llegar a producir deficiencias nutritivas.

El nutricionista te recomendará aquellos ejercicios para bajar de peso que involucran a grupos musculares grandes, ejercicios que sean aeróbicos y rítmicos como por ejemplo pueden ser caminar, correr o nadar. Para obtener los beneficios del ejercicio debe pensarse en practicar la actividad física elegida durante 25 o 30 minutos por lo menos 3 veces a la semana.

Diversos estudios han demostrado que no se quema calorías sólo durante la propia sesión del ejercicio, sino que el metabolismo se acelera por lo tanto una o dos horas después que terminara la sesión de actividad física seguimos quemando calorías con una intensidad mayor.

Siempre se sugiere que cuando elegimos un ejercicio físico sea algo que nos agrade y que pueda ser acorde a tu condición física, estado de salud y tu edad. Por lo tanto siempre una buena sugerencia es concurrir a un médico antes de embarcarse en cualquier tipo de programa o entrenamiento físico.

martes, 3 de septiembre de 2013

Como saber cual es el mejor nutricionista para mí


Cada profesional tiene una manera particular de trabajar con los pacientes pero a grandes rasgos podemos decir que el mejor nutricionista en primer instancia tratará de hacer un diagnóstico del estado general del paciente y su situación actual, sondeará cuales son los objetivos (cuánto peso quiere perder, en cuánto tiempo), que tipo de alimentación te agrada mas, tus gustos, estilo de vida, trabajo, indagará en tu vida social y como influye en tu alimentación , si tenés alguna patología adyacente y también expectativas con el tratamiento. Un buen profesional no te instará a comer cosas que te desagraden, buscará dentro de lo posible, alternativas que concuerden con tus gustos, comer bien debe estar mas cerca del placer que de una obligación o tarea. No se trata solamente de restringir alimentos nocivos, en el consultorio se tratará de buscar una alimentación equilibrada, saludable y que pueda ser llevadera.El mejor nutricionista que podes conseguir es también el que te genere contención y con el que te sientas comodo/a, el mismo te dará un plan alimentario que se adapte a tus posibilidades y que puedas llegar a realizar, y que concuerde con tu ritmo de vida y tiempos.
El nutricionista capacitado te ayudará a bajar de peso pero además hará mucho hincapié en una dieta balanceada que te provea una cantidad suficiente de vitaminas y minerales para poder realizar las funciones vitales y para mantener la salud de órganos como el higado, los riñones, cabello, huesos, dientes, etc. Incluso una buena alimentación te puede servir para combatir infecciones y evitar enfermedades.     Hay que estar atentos, existen “nutricionistas homeópatas”, los cuales lucran con la salud de los pacientes y no dudarán en recetarte “pastillas homeopáticas” o “pastillas con compuestos naturales” que poco tienen de saludable y suelen ser combinaciones de anfetaminas, diuréticos y otras drogas que pueden resultar muy peligrosas para la salud además de encontrarse prohibidas.Ojo! Ni el mejor nutricionista hace milagros, gran parte del trayecto lo tiene que ir armando uno mismo, el nutricionista funcionará como un acompañante de ese camino que iras construyendo junto a él, rumbo hacia al cambio para una mejor calidad de vida.

domingo, 20 de marzo de 2011

Cuidado con el falso nutricionista

El gran crecimiento que está teniendo la obesidad en la actualidad, hace que debamos tener cuidado con la figura del falso nutricionista, esta figura se encuentra reflejada en numerosos oportunistas. La necesidad de la gente por alcanzar un dificil objetivo, como lo es la perdida de peso de peso, deja un terreno mas que propicio para que se desarrollen ciertas prácticas médicas que pueden ser potencialmente muy nocivas para la salud y llegar a ser hasta mortales. Me refiero a la indicación de ciertos preparados de farmacia que se presentan en forma de pastillas (generalmente recetadas por estos seudo homeópatas "nutricionistas") que pueden contener: diuréticos, anfetaminas, laxantes, hormonas tiroideas y hasta sedantes. Entre los numerosos efectos colaterales que se pueden producir durante su uso se pueden citar: deshidratación, irritabilidad, insomnio, agresividad, psicosis, taquicardia, arritmia, pérdida de minerales, dolor abdominal, cansancio, aumenta la tensión arterial, depresión, entre otras.
El efecto que se logra con estos fármacos es una reducción de peso bastante marcada en relativamente poco tiempo, pero al abandonarlos sobreviene un poderoso efecto rebote que incluye: edemas, constipación, hinchazón, irritabilidad, agitación, falta de concentración y memoria, depresión, síndrome de abstinencia e inclusive la recuperación del peso perdido junto con algunos kilogramos extra.
Afortunadamente en julio del 2006, en nuestro país, se aprobó una ley que prohíbe el tráfico y comercialización de este tipo de medicación, no obstante, seguramente no faltará la persona que se la ofrezca como una “pastilla milagrosa”, por eso mismo asegúrese de estar siempre con los ojos bien abiertos y atento.
Vale la aclaración de que también existen algunos pocos fármacos para adelgazar que sí son opciones aceptadas internacionalmente y que pertenecen a conocidos laboratorios y que pueden llegar ser utilizados en determinados casos y bajo la supervisión del médico siempre acompañado con una dieta adecuada.

sábado, 16 de enero de 2010

El nutricionista y sus funciones

El Nutricionista esta capacitado para desevolverse en diversas tareas, entre sus funciones se destacan:
1. indicar y hacer de contralor de las formas de preparación y elaboración de regímenes alimentarios (ya sea para personas o comunidades);
2. actuar como agente de divulgación de conocimientos higiénicos-dietéticos relacionados con la alimentación;
3. Participar en la definición de políticas, planes y programas de nutrición.
4. Determinar la calidad nutricional de alimentos y productos alimenticios

El Licenciado en Nutrición actuará únicamente por prescripción y/o diagnóstico médico en colectividades enfermas, estándole permitido llevar a cabo, todas las etapas relacionadas con la alimentación de colectividades sanas, sin asesoramiento médico.

La actividad profesional podrá ejercerse en instituciones públicas o privadas o en consultorios debidamente habilitados. También se podrá prestar asesoría nutricional a empresas y en administración de servicios.

Otro campo de acción de los egresados, es la docencia y la investigación.

Perfil Profesional
Es el profesional Universitario capacitado por formación y experiencia en el campo de la Nutrición para actuar individualmente o como integrante de un equipo en diversos niveles de acuerdo a las necesidades y prioridades del País tanto en sectores públicos como privados, cumpliendo funciones sanitario-asistenciales, de educación, administración, investigación, asesoría y consultoría.

Es el profesional que con una filosofía humanística se identifique con los problemas nutricionales de la comunidad y comprometa su actuar en la solución de los mismos con el propósito de mejorar la nutrición humana para el desarrollo y mantenimiento de un óptimo nivel de salud.

Según decreto N º 256 del 16 de febrero de 1994 que reglamenta los incisos 10 y 11 de la ley 24.190 de Ministerios.
Perfil: Conjunto de conocimiento y capacidades que cada título acredita.
Alcance: son las actividades para las que resulta competente un profesional en función del perfil del título.
Incumbencias: se aplican a las actividades profesionales cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público.



Podés seguir leyendo:
Como saber cual es el mejor nutricionista para mí
Como un nutricionista ayuda a bajar de peso


Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio de la profesión

Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio de la profesión (parte 2):

CAPITULO III
ALCANCES E INCUMBENCIAS DE LA PROFESIÓN

Art. 8º.- Alcances. Los nutricionistas o licenciados en nutrición, conforme el alcance que determine cada jurisdicción, pueden ejercer las siguientes actividades:
a) Actuar en la prevención, promoción, protección, asistencia, recuperación y rehabilitación de la salud alimentaria y nutricional de las personas y de la comunidad;
b) programar planes de alimentación para individuos y grupos poblacionales. Se entiende por plan, dieta o régimen de alimentación aquél que recomienda consumir de manera equilibrada y variada alimentos que aportan los nutrientes necesarios para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento del organismo de un individuo, en la etapa particular del ciclo de vida en que se encuentre.
c) programar planes dietoterápicos, previo diagnóstico, para individuos y grupos poblacionales. Se entiende por plan dietorerápico al que se utiliza para el tratamiento de determinadas patologías para curarlas o compensarlas, como único tratamiento o combinado con otras medidas terapéuticas.
d) elaborar planes de alimentación para instituciones públicas o privadas en las que se brinda asistencia alimentaria;
e) planificar, organizar, ejecutar, monitorear y evaluar programas alimentarios en situaciones de emergencia o catástrofe;
f) emitir los informes que, desde la óptica de su profesión, contribuyan a elaborar diagnósticos multi o interdisciplinarios;
g) evaluar a los individuos y grupos poblacionales a partir de la aplicación de métodos antropométricos, de fraccionamiento y todo otro método de diagnóstico alimentario;
h) diseñar los protocolos para la prevención, diagnóstico y tratamiento nutricional;
i) intervenir en la planificación, organización, dirección, supervisión y evaluación de las encuestas alimentarias con fines nutricionales;
j) intervenir en el asesoramiento, planificación, organización, dirección, supervisión, evaluación y auditoría en instituciones o empresas públicas o privadas que elaboren alimentos;
k) desempeñar la dirección u otros cargos técnicos en empresas de alimentación o de la industria alimentaria;
l) desempeñar la dirección u otros cargos en las áreas de alimentación y nutrición en las instituciones de salud, públicas y privadas;
m) intervenir en la planificación, implementación y supervisión de programas de educación alimentaria y nutricional para individuos, grupos o poblaciones;
n) participar en estudios e investigaciones referidos a temas de alimentación y nutrición;
o) participar en la elaboración y actualización de los programas y planes de estudio de su incumbencia;
p) participar en la organización, implementación y dirección de programas de docencia y perfeccionamiento en nutrición;
q) dirigir o participar en la planificación, organización, monitoreo y evaluación de las carreras de grado o posgrado en las ciencias de la nutrición;
r) realizar actividades de divulgación, promoción y docencia e impartir conocimientos sobre alimentación y nutrición a nivel individual, grupal o poblacional;
s) realizar auditorías, inspecciones, arbitrajes y peritajes en diferentes situaciones nutricionales y ejercer su función en calidad de perito judicial, con ajuste a lo dispuesto por las normas que regulan la actividad;
t) integrar y presidir tribunales que entiendan en concursos y selecciones internas para la cobertura de cargos en áreas de alimentación y nutrición;
u) formar parte de comités de ética de diferentes organismos o instituciones para el contralor del ejercicio profesional de la nutrición en las diferentes áreas de su incumbencia;

v) participar en la definición de políticas de su área y en la formulación, organización, ejecución, supervisión y evaluación de planes y programas de alimentación y dietoterápicos en los distintos niveles de ejecución.

CAPITULO IV
ESPECIALIDADES

Art. 9º.- Especialidades. Para ejercer como "especialista" los nutricionistas o licenciados en nutrición deben poseer el título o certificado válido que lo acredite, de una nómina de especialidades reconocidas por la autoridad jurisdiccional y deben demostrar continuidad en la especialidad conforme las condiciones que cada jurisdicción determine.
Art. 10.- Ejercicio de las especialidades. Para el ejercicio de la especialidad el nutricionista o el licenciado en nutrición, debe poseer:
a) Título o certificado debidamente otorgado por universidades estatales o privadas reconocidas por autoridad competente, y ajustado a la reglamentación vigente.
b) Título o certificado expedido por universidades extranjeras que haya sido revalidado en la República Argentina, en la forma que establecen la legislación vigente, los tratados internacionales vigentes o los convenios de reciprocidad.

CAPITULO V
INHABILIDADES, INCOMPATIBILIDADES Y EJERCICIO ILEGAL

Art. 11.- Inhabilidades. No pueden ejercer la profesión en ninguna jurisdicción los nutricionistas o licenciados en nutrición que:
a) Hayan sido condenados por delitos dolosos a penas privativas de la libertad e inhabilitación absoluta o especial para el ejercicio profesional por el transcurso del tiempo que determine la condena;
b) padezcan enfermedades físicas o mentales incapacitantes para ejercer la profesión, certificadas por junta médica y con el alcance que establezca la reglamentación;
c) mantengan deudas por aranceles de matrícula en alguna de las jurisdicciones en las que estén matriculados correspondientes a por lo menos dos (2) ejercicios, salvo las que establezcan un plazo menor;
d) estén en situación de fallidos, mientras no hayan sido rehabilitados;
e) estén sancionados con suspensión o exclusión en el ejercicio profesional, mientras dure la sanción.
Art. 12.- Incompatibilidades. Las incompatibilidades para el ejercicio de la profesión de nutricionista o licenciado en nutrición sólo pueden ser establecidas por ley.


Art. 13.- Ejercicio ilegal de la profesión. Las personas que sin poseer título habilitante ejercieran la profesión de nutricionista o de licenciado en nutrición y que participen en las actividades o acciones que en la misma se determinan serán pasibles de las sanciones que pudieren corresponderles por esta ley y su conducta denunciada por infracción a los artículos 208 y 247 del Código Penal.

CAPITULO VI
DERECHOS DE LOS PROFESIONALES LICENCIADOS EN NUTRICIÓN

Art. 14.- Derechos. Los nutricionistas y licenciados en nutrición tienen derecho a:
a) Ejercer su profesión libremente, de conformidad con lo establecido en la presente ley y su reglamentación, asumiendo las responsabilidades acordes con la capacitación recibida.
b) negarse a realizar o colaborar con la ejecución de prácticas que entren en conflicto con sus convicciones religiosas, morales o éticas siempre que de ello no resulte un daño a las personas;
c) disponer de las facilidades que le permitan su actualización y capacitación permanente cuando ejerzan su profesión bajo relación de dependencia pública o privada;
d) percibir honorarios, aranceles y salarios que hagan a su dignidad profesional;
e) contar con las medidas de prevención y protección de su salud en el ámbito de su desempeño laboral.

CAPITULO VII
OBLIGACIONES DE LOS PROFESIONALES

Art. 15.- Obligaciones. Los nutricionistas y licenciados en nutrición están obligados a:
a) Comportarse con lealtad, probidad y buena fe en el desempeño profesional respetando en todas sus acciones la dignidad de la persona, sin distinción de ninguna naturaleza;
b) guardar secreto profesional sobre aquellas informaciones de carácter reservado a que accedan en el ejercicio de su profesión;
c) prestar la colaboración que les sea requerida por las autoridades competentes en casos de emergencia o catástrofe;
d) fijar domicilio profesional dentro de la jurisdicción en la que ejerzan;
e) mantener la idoneidad profesional mediante la actualización permanente, de conformidad con lo que al respecto determine la reglamentación;
f) velar por la salud de las personas debiendo atenderlos sin establecer distinción de ninguna naturaleza y respetando la dignidad humana;
g) registrar en la historia clínica las intervenciones, progresiones, controles y evaluaciones nutricionales realizadas;
h) certificar las prestaciones de servicios que efectúen;
i) consignar en los planes de alimentación o dietoterápicos su nombre, apellido, número de matrícula, domicilio y número telefónico, indicando el nombre del paciente, en caso de consulta individual. Los mismos pueden ser manuscritos, redactados con letra legible o impresos por medios electrónicos o mecanografiados, y deben ser formulados en castellano, fechados, firmados y sellados.
Para el caso de que los documentos mencionados sean enviados por medios electrónicos, como documentos digitales firmados digitalmente, tendrán la validez que les otorga su adecuación a la ley 25.506 de Firma Digital.

CAPITULO VIII
PROHIBICIONES

Art. 16.- Prohibiciones. Queda prohibido a los nutricionistas y licenciados en nutrición:
a) Realizar acciones o hacer uso de instrumental médico que excedan o sean ajenos a su competencia;
b) prescribir, administrar o aplicar medicamentos;
c) prestar asistencia a individuos o grupos poblacionales en situación de riesgo, sin previo diagnóstico debidamente certificado;
d) anunciar o hacer anunciar su actividad profesional publicando falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos y prometer resultados o cualquier otro engaño relativo a un ejercicio abusivo;
e) someter a personas a procedimientos o técnicas que entrañen peligro para la salud;
f) realizar, propiciar, inducir o colaborar directa o indirectamente en prácticas que signifiquen menoscabo a la dignidad humana;
g) delegar en personas no autorizadas a ejercer la profesión de nutricionista o licenciado en nutrición, facultades, funciones o atribuciones privativas de su profesión o actividad;
h) prestar su firma o nombre profesional a terceros, aunque sean profesionales de la nutrición;
i) practicar tratamientos personales de productos especiales, de preparación exclusiva o secreta no autorizados por la autoridad competente, según corresponda;
j) anunciar o aplicar procedimientos o técnicas que no estén autorizados por la autoridad competente;
k) ejercer la profesión mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas;
l) hacer manifestaciones públicas que puedan generar un peligro para la salud de la población o un desprestigio para la profesión o vayan en contra de la ética profesional;
m) participar los honorarios;
n) obtener beneficios de establecimientos que elaboren, distribuyan, comercien o expendan productos alimenticios y dietéticos, o cualquier otro elemento de uso en la prevención, el diagnóstico o tratamiento relacionados con sus incumbencias.
o) ejercer la profesión mientras se encontraren inhabilitados;
p) difundir o publicar o dar su aval en medios masivos de comunicación, gráficos o audiovisuales, recomendaciones de regímenes alimentarios y dietéticos sin las indicaciones preventivas que establezca la reglamentación.

CAPITULO IX
MATRÍCULA

Art. 17.- Matriculación. Para el ejercicio profesional los nutricionistas y licenciados en nutrición deberán inscribir previamente el título universitario expedido o revalidado conforme al artículo 6º de la presente ley, por las autoridades competentes y en los organismos jurisdiccionales correspondientes.
Art. 18.- Ejercicio del poder disciplinario. Los organismos que determine cada jurisdicción deberán ejercer el poder disciplinario sobre el matriculado.
Art. 19.- Sanciones, inhabilidades e incompatibilidades. A los efectos de la aplicación, procedimiento y prescripción de las sanciones, y la determinación de las inhabilidades e incompatibilidades, se debe aplicar lo que determine cada jurisdicción, asegurando el derecho de defensa, el debido proceso y demás garantías constitucionales. Para la graduación de las sanciones se debe merituar el incumplimiento a la presente ley conforme la gravedad y reincidencia en que haya incurrido el matriculado. En su caso, se aplicarán los artículos a 125 a 141 de la ley 17.132 de Ejercicio de la medicina.
Art. 20.- Registro de sancionados e inhabilitados. El Ministerio de Salud de la Nación deberá crear un registro de profesionales sancionados e inhabilitados al que tendrán acceso solamente las autoridades de aplicación y los colegios profesionales de cada jurisdicción, conforme lo determine la reglamentación.
Art. 21.- Reempadronamiento. El Ministerio de Salud de la Nación promoverá, en el ámbito del Consejo Federal de Salud – CO.FE.SA. -, los mecanismos idóneos para el reempadronamiento de los nutricionistas y licenciados en nutrición. El reempadronamiento deberá cumplirse dentro de los ciento veinte (120) días de sancionada la presente ley.

CAPITULO X

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS

Art. 22.- Aplicación en las jurisdicciones. La aplicación de la presente ley en las provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comprende las normas sobre el registro de sancionados e inhabilitados y de promoción del reempadronamiento, quedando supeditadas las demás previsiones a la adhesión o a la adecuación de su normativa, conforme lo establecido en la legislación de cada jurisdicción.
Art. 23.- Reglamentación. La presente ley será reglamentada por el Poder Ejecutivo en el término de noventa (90) días desde su publicación.
Art. 24.- Derogación. Derogase la ley 24.301.
Art. 25.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Sala de las comisiones

INFORME

Honorable Cámara:

Las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Legislación Penal han considerado el proyecto de ley de la señora diputada Torfe y otros señores diputados por el que se establece el régimen legal para el ejercicio profesional del licenciado en nutrición, derogación de la ley 24.301. Luego de su análisis resuelvan despacharlo favorablemente con laa modificaciones propuestas por el dictamen que antecede.

Para leer la parte 1 siga este enlace: Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio profesional

Podés seguir leyendo:
Como un nutricionista ayuda a bajar de peso
Un buen nutricionista suele recomendar caminatas

Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio profesional

Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio profesional (parte 1):
El pasado miércoles 18 de noviembre de 2009, fue aprobado el Proyecto de Ley en el recinto de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, habiendo sido aprobado oportunamente por la Comisiones de Acción Social y Salud Pública, y de Legislación Penal respectivamente. Con la media sanción obtenida en esta Cámara, el Proyecto de Ley podrá pasar a la Cámara de Senadores para su aprobación definitiva.

DICTAMEN DE LAS COMISIONES

Honorable Cámara:

Las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Legislación Penal han considerado el proyecto de ley de la señora diputada Torfe y otros señores diputados por el que se establece el régimen legal para el ejercicio profesional del licenciado en nutrición, derogación de la ley 24.301; y, por las razones expuestas en el informe que se acompaña y las que dará el miembro informante, aconsejan la sanción del siguiente:


PROYECTO DE LEY

El Senado y la Cámara de Diputados,...


CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- Objeto. - La presente ley tiene por objeto establecer el marco general del ejercicio de la profesión de nutricionistas o licenciados en nutrición, basado en los principios de integridad, ética, bioética, idoneidad, equidad, colaboración y solidaridad aplicados a la contribución del mantenimiento y mejoramiento de la salud de las personas y de la comunidad.
Art. 2º.- Ámbito de aplicación. El ejercicio de la profesión de nutricionistas o licenciados en nutrición queda sujeto a lo dispuesto por la presente ley, sin perjuicio de las disposiciones vigentes dictadas por las autoridades jurisdiccionales y las que en lo sucesivo éstas establezcan en todo el territorio nacional.
Art. 3°.- Autoridad de aplicación. El control del ejercicio profesional y el gobierno de la matrícula respectiva serán ejercidos por la autoridad que al efecto designe cada jurisdicción.
Art. 4°.- Ejercicio de la profesión. A los efectos de la presente ley se considera ejercicio profesional del nutricionista o del licenciado en nutrición a la aplicación, investigación, evaluación y supervisión de técnicas y procedimientos relacionados con la seguridad alimentaria y nutricional de la población o de sus individuos.
Art. 5°.- Desempeño de la actividad profesional. El nutricionista o el licenciado en nutrición pueden ejercer su actividad profesional en forma individual, grupal o integrando grupos multi o interdisciplinarios.


CAPITULO II
CONDICIONES PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Art. 6°.- Condiciones del ejercicio. El ejercicio de la profesión del nutricionista o del licenciado en nutrición, previa obtención de la matrícula profesional correspondiente, sólo está autorizado a quienes posean:
a) Título de nutricionista o de licenciado en nutrición expedido por universidades estatales o privadas reconocidas por autoridad competente, y ajustado a la reglamentación vigente.
b) Título de grado equivalente al de nutricionista o al de licenciado en nutrición expedido por universidades extranjeras que haya sido revalidado en la República Argentina, en la forma que establece la legislación vigente, los convenios de reciprocidad o los tratados internacionales.
Art. 7º.- Tránsito en el país. Los graduados en ciencias de la nutrición en el extranjero en tránsito en el territorio nacional sólo pueden ejercer la profesión sin necesidad de inscripción de matrícula, conforme lo determine la reglamentación, en los siguientes casos:
a) cuando sean contratados o convocados por instituciones públicas o privadas, científicas o profesionales reconocidas con fines de investigación, docencia y asesoramiento, debiendo limitarse a la actividad para la cual han sido contratados o convocados;
b) cuando sean llamados en consulta o convocados a través de un profesional matriculado en el país que debe avalar su actuación, debiendo limitarse a la actividad para la cual han sido especialmente requeridos.

Para leer la parte 2 siga este enlace: Nutricionistas: Proyecto de Ley Nacional para el ejercicio de la profesión

Podés seguir leyendo:
Como un nutricionista ayuda a bajar de peso
Un buen nutricionista suele recomendar caminatas

viernes, 21 de agosto de 2009

Los Niños con mala nutrición y obesidad. El papel del nutricionista.

En Argentina el número de niños con mala nutrición y obesidad aumenta y su futuro esta en peligro. El papel del nutricionista cobra importancia ya que este será el responsable de impartir las indicaciones necesarias al niño y a su familia para lograr la recuperación del paciente con esta patologia. Se han realizado diversos estudios en varios países y se ha arribado a la conclusión que aproximadamente el 15% de los niños en edad escolar tienen obesidad y el porcentaje es mayor si hablamos de chicos adolescentes. En países de bajos recursos económicos se implementan políticas para sanear los altos grados de desnutrición que poseen, pero estas políticas frecuentemente traen aparejadas una aumento en los índices de obesidad, ya que los alimentos usados para alimentar a estos niños de bajos recursos, suelen ser ricos en carbohidratos y calorías, y bajos en calidad. Esto provoca que los niños no solo que no crezcan bien, sino que genera niños obesidad con todo lo que ello implica, como por ejemplo un niño obeso, tendrá en su edad adulta mayores riesgos de ser diabético, padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión o exceso de grasas en sangre (colesterol por ejemplo). Además de todas las posibles consecuencias físicas debemos tener en cuenta los efectos psicológicos que esto genera en los niños (baja autoestima, dificultades para relacionarse, etc.).
Es importante saber que el sobrepeso y la obesidad no son lo mismo. Por ejemplo un lactante con algo de sobrepeso no se considera tan importante ya que no predispone a la obesidad, lo normal es que cuando se cumple un año de edad se produce una perdida de grasa corporal por lo que un niño de mas edad debería ser delgado, en el periodo de la pre pubertad puede haber otra ganancia de peso que es normal, que se supone, se perderá en la pubertad. Estos momentos son cruciales, ya que aquí se puede definir estar o no dentro del grupo de los obesos.
Hay varios factores que pueden relacionarse con la obesidad infantil:
-Existen factores genéticos, sobre todo si los padres son obesos
-Influyen los factores ambientales, como el sedentarismo, los niños actualmente dedican muchas horas a estar frente a la computadora, los videojuegos o la televisión en detrimento de las actividades deportivas o recreativas al aire libre
-La dieta no suele estar balanceada, hay un exceso de grasas y de calorías.
-Los factores psicológicos juegan un papel fundamental, estos niños muchas veces son discriminados por sus pares, esto provoca, que el niño se aisle, baje su autoestima, se mantenga mas tiempo en su casa, encerrado, con poca actividad física, y con un acceso a la heladera mucho mayor, este estado de depresión o tristeza lleva al niño a consumir mayores cantidades de alimentos.
Los padres hay veces en las que niegan la obesidad de sus hijos, así como también creen que se están alimentando bien. Los padres deberían atender las indicaciones del profesional, tomar conciencia de la enfermedad de su hijo y darle acompañamiento y contención. El nutricionista por su parte se encargara de orientar y guiar a los padres en el proceso para que el niño obeso pueda conseguir un peso normal. Se deberá tener en cuenta que los niños obesos son personas que están en pleno crecimiento y sus dietas deben ser completas para no perjudicar su desarrollo, así mismo se deberá incentivar al niño para que incluya en su rutina deportes o juegos al aire libre. En ocasiones será necesaria también la consulta con un psicólogo infantil quien aportará otros elementos y herramientas para ayudar a la recuperación del niño.