Mostrando entradas con la etiqueta ejercicios para adelgazar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ejercicios para adelgazar. Mostrar todas las entradas

domingo, 27 de octubre de 2013

Por que todo nutricionista te hará la recomendación de hacer ejercicios físicos diarios


Realizar ejercicio físico con cierta regularidad es uno de los primeros pilares para mejorar tu salud desde diversos puntos de vista. Seguramente si concurriste a un nutricionista o a algún otro profesional de la salud, seguramente te halla hecho la recomendación de hacer ejercicios físicos diarios, ya que entre sus beneficios podrás conseguir nivelar los valores del colesterol y contarás con un corazón mas entrenado entre otras cosas.

La actividad física te ayudará a poder perder peso y a poder mantener el descenso que hallas obtenido, además aumenta la fuerza, la autoestima, disminuye el estrés y el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Otra de las cosas con las que podemos beneficiarnos con un ejercicio físico regular es que aumentará los niveles de HDL (colesterol bueno) el cual tiene un efecto protector sobre las arterias.

Con el ejercicio físico se fortalece el corazón, los músculos también aumentan su capacidad de uso de oxígeno, lo que mejora su capacidad de trabajo. Con entrenamiento regular tu corazón se hace más eficiente necesitará latir menor cantidad de veces para poder funcionar igual estando en reposo.

Un programa para adelgazar diseñado por un nutricionista debería incluir ejercicio moderado. Es preferible incluir algo de ejercicio físico en tu rutina diaria en lugar de realizar un recorte demasiado de calorías que puede llegar a producir deficiencias nutritivas.

El nutricionista te recomendará aquellos ejercicios para bajar de peso que involucran a grupos musculares grandes, ejercicios que sean aeróbicos y rítmicos como por ejemplo pueden ser caminar, correr o nadar. Para obtener los beneficios del ejercicio debe pensarse en practicar la actividad física elegida durante 25 o 30 minutos por lo menos 3 veces a la semana.

Diversos estudios han demostrado que no se quema calorías sólo durante la propia sesión del ejercicio, sino que el metabolismo se acelera por lo tanto una o dos horas después que terminara la sesión de actividad física seguimos quemando calorías con una intensidad mayor.

Siempre se sugiere que cuando elegimos un ejercicio físico sea algo que nos agrade y que pueda ser acorde a tu condición física, estado de salud y tu edad. Por lo tanto siempre una buena sugerencia es concurrir a un médico antes de embarcarse en cualquier tipo de programa o entrenamiento físico.

martes, 22 de octubre de 2013

La caminata es un ejercicio para adelgazar y también prevenir


Una caminata intensa de una hora aproximadamente reduce por la mitad el hecho de tener una predisposición genética al sobrepeso. Científicos de la escuela de salud pública de la Universidad de Harvard realizaron un estudio que fue presentado en un simposio de la sociedad americana del corazón. Este estudio  también sostiene que estar sentado durante cuatro horas por día frente al televisor puede llevar a aumentar la masa corporal en un 50%. La caminata, entonces no sólo es es un excelente ejercicio para adelgazar sino que también juega un papel preponderante en la prevención del sobrepeso.

Según demostró este estudio caminar a un ritmo sostenido reduce a la mitad el riesgo de obesidad en las personas que tienen esta predisposición. Esta investigación resulta interesante ya que demuestra que si bien lo genético influye cada individuo pueda hacer bastante para poder controlar su peso. Esta investigación no sólo al hacer hincapié sobre la alimentación saludable, Silvio Schaier (presidente de la fundación Argentina de nutrición) Opinó que se necesita el movimiento tanto como el cepillado diario de los dientes.

Este estudio se llevó a cabo con la participación de 4564 varones y 7740 mujeres. Se realizó una recolección de datos sobre las obras que se dedicaban a la actividad física y sobre las obras que se dedicaban a la televisión durante el lapso de dos años antes de realizar la evaluación del índice de masa corporal. Para finalizar se analizaron los datos con las variables genéticas que se considera que pueden influir en el aumento de peso. Las variables contabilizadas son 32 hasta el momento no están disponibles aún las pruebas para identificar las para todo el público. Lo que sí se pudo ver es que estas variables genéticas se podrían reducir los individuos que tenían más movimiento.

“Este estudio puede ser de utilidad para alentar las caminatas diarias” comentó Irene Ventriglia, directora del programa saludable para el tratamiento de la obesidad del hospital Italiano de CABA. Evidentemente la caminata  es un ejercicio para adelgazar pero también existen otras opiniones positivas de la doctora que afirman que: “desde los años 80, se están encontrando evidencias que hacen entender cómo la actividad física disminuye el riesgo de enfermedades, pero todavía cuesta que la gente la incorpore en su estilo de vida y hábitos”,”con sólo tres meses de tratamiento, aunque se haya bajado 10 kilos, nadie se recupera de la obesidad”; “En realidad lo más importante no es perder kilos, sino empezar a adoptar nuevos hábitos saludables, como la caminata el consumo de verduras y frutas y el trabajo en grupo”, termina por agregar.

“ Las personas que permanecen sentadas por muchas horas por temas laborales no deberían asustarse si es que también practican alguna actividad física y siguen una alimentación saludable. Sin embargo, no se trata de una cuestión individual sino que luchar contra el sedentarismo forma parte de un cambio de cultura que ya están movimiento” sostiene Oscar Incarbone (coordinador de act. Física –Plan Argentina Saludable del Ministerio de Salud de la Nación-).
La caminata no es sólo un ejercicio para adelgazar: para los varones estar sentado más de seis horas en el día aumenta el riesgo de morir tempranamente en un 20% en comparación con los que se sientan tres horas, según un trabajo reciente del epidemióloga Alpa Patel (Sociedad Americana del cáncer en los EE.UU.). En el caso de las mujeres aumenta el 40% el riesgo de muerte prematura si pasan seis horas por día sentadas.

“ La recomendación es que en el ámbito laboral se pueden realizar pausas activas como por ejemplo poder levantarse frecuentemente y realizar alguna sesión de estiramiento de piernas, brazos o ejercicios para la columna. Se debe tratar de usar las escaleras en lugar de los ascensores. Cuando estemos fuera del trabajo tratar de realizar la caminata diaria en lo posible en compañía de una persona que posea un nivel similar al nuestro”.

domingo, 6 de octubre de 2013

Programa de ejercicios en el tratamiento para adelgazar y sus 8 ventajas


Existen varias razones “extra” por las cuales es conveniente incorporar un programa de ejercicios en el tratamiento para adelgazar, entre sus numerosas ventajas podemos nombrar: prevenir enfermedades, ayudamos a mantener la salud del organismo, aumentamos nuestra fuerza y flexibilidad y además de todo esto descansamos mejor:

Acá les dejó estos 8 tips básicos:

1-Tendremos mas facilidad para adelgazar y para mantenernos en peso: Las personas que realizan actividad física tienen mucha mas facilidad para perder peso que una persona que realiza poca o ninguna actividad física, así mismo el mantenimiento se puede hacer mucho mas llevadero con la práctica de alguna actividad física.

2-Disminuye el riesgo de ciertas enfermedades: los estilos de vida sedentarios atentan conttra nuestra salud. Los riesgos latentes en las personas que no realizan ninguna actividad física pueden incluir niveles altos de colesterol, presión alta, enfermedad coronaria y algunos tipos de cánceres. Una buena medida puede incluir media hora de ejercicio 4 o mas veces por semana durante media hora (dependiendo el nivel de entrenamiento de cada uno).

3-Obtendremos mayor coordinación y flexibilidad: conseguimos mas elasticidad y mejor amplitud de elongación.

4-Huesos y músculos mas fuertes: Si tenemos huesos mas fuertes  disminuimos el riesgo de osteoporosis y fracturas. Por otro lado si  realizamos algo de levantamiento de pesas o ejercicios con aparatos ayudamos al desarrollo muscular y fortalecemos el corazón.

5-Disminuimos el estrés y dormimos mejor: Los niveles de tensión y ansiedad disminuyen, lo cual ayuda a conciliar mejor el sueño.

6-Nuestra resistencia mejora: cuando tenemos un organismo entrenado, las actividades diarias son mas llevaderas y no nos producen tanto cansancio.

7-Nos protejemos contra las lesiones: ya que tenemos mejor masa muscular y mayor densidad ósea

8-Sensación de bienestar y juventud: cuando segregamos endorfinas durante el ejercicio estas llegan a nuestro torrente sanguineo  y nos provocan  una sensación de euforia y energía.

Es decir, no pierdas la oportunidad de realizar un programa de ejercicios si estas haciendo un tratamiento para adelgazar. La actividad física no solo cuenta con la ventaja de quemar calorías sino que además nos estaremos beneficiando con toda la batería de cosas positivas que la misma trae aparejada. Si no estas realizando aún actividad física, hazte un chequeo médico y según tu grado de aptitud física y gustos encuentra una actividad física que te traiga salud, bienestar y por que no distracción y esparcimiento.

Podés seguir leyendo:
Como saber cual es el mejor nutricionista para mí


lunes, 2 de septiembre de 2013

Ejercicios fáciles para bajar kilos difíciles



Si si ya has empezado con una dieta para adelgazar, es bueno tener en cuenta la posibilidad de incorporar cierta rutina física para que el descenso sea más efectivo. Entonces es cuando debemos empezar a a pensar al menos en un principio en una serie de ejercicios fáciles para bajar esos kilos difíciles.
En un primer momento cuando comenzamos el plan de alimentación el descenso de peso ocurre de manera bastante acelerada, para luego ir disminuyendo la velocidad a medida que nos acercamos a nuestro peso. En todo el proceso de descenso de peso nos encontraremos con períodos donde cuesta bajar más, los cuales son llamados "mesetas", en estos períodos el peso se estanca, pero después de un tiempo se reanuda el descenso. Esto períodos de meseta se pueden romper más fácilmente con la ayuda del ejercicio.
Una buena forma de empezar a realizar ejercicio y a moverse un poco más es mediante las caminatas, que se pueden realizar en forma diaria, empezando progresivamente para más tarde incrementar la velocidad y el tiempo de ejercitación. A medida que tengo más entrenados nuestra capacidad para quemar grasa será mayor. En cuanto los kilos de más que se alojan en ciertas partes del cuerpo como en la cadera o piernas de las mujeres es recomendable realizar gimnasia localizada ya que esta forma empezamos a dar tonicidad al músculo y le damos otra apariencia a esa zona en particular. Cada persona baja de peso según su genética y no existe forma de bajar de peso en una zona particular, cuando bajamos de peso, bajamos de peso de acuerdo a nuestra a lo que dicen nuestros genes.

Un plan básico de ejercicios para principiantes pueden incluir abdominales, sentadillas (que no incluyan peso adicional en principio), también se pueden realizar ejercicios de piernas que trabajen los músculos abductores, aductores, y músculos glúteos por ejemplo.

En definitiva, deberíamos incluir unos 10 a 20 minutos de actividad física aeróbica y dedicarnos a realizar ejercicios localizados durante el resto del entrenamiento. Gracias a una rutina de ejercicios fáciles para bajar de peso podremos tonificar la musculatura y podemos "atacar" esos kilos difíciles más efectivamente. No olvidemos que la planificación del entrenamiento siempre debe estar supervisada por un profesor de educación física que nos recomendará un plan adecuado a nuestra medida y a cada caso en particular.

Podés seguir leyendo:
Como un nutricionista ayuda a bajar de peso
¿El agua ayuda a adelgazar?

domingo, 1 de septiembre de 2013

Ejercicios para quemar grasas rápidamente


corriendo para quemar grasas

Cuando comenzamos con un plan alimentario para bajar de peso es muy bueno optar también por incluir algunos ejercicios para quemar grasa más rápidamente, esto sólo puede hacerse si la condición física y salud del individuo lo permiten. Suponiendo que la persona no tiene contraindicaciones para realizar ninguna actividad física y siempre teniendo en cuenta que para personas no entrenada la intensidad y duración del ejercicio deben ir de menor a mayor se pueden optar por varios tipos de ejercicios: entre los cuales se encuentran los aeróbicos y los anaeróbicos, los primeros  se realizan sin "deuda de oxígeno" y los segundos son los que se realizan con "deuda de oxígeno" y en donde hay formación de ácido láctico en los músculos. Sumar al plan de alimentación una rutina que combine ejercicios aeróbicos y anaeróbicos puede ser una buena manera para quemar grasas más rápidamente.

Se deben incluir bastantes ejercicios aeróbicos que tendrán aparte del beneficio de bajar de peso otros tantos que se enuncian a continuación:

-Incluir estos ejercicios ayudarán a bajar de peso y a mantener el peso perdido, ayudando muchas veces a que no se esté tan exigido con el plan alimentario.
-Nos darán una mayor resistencia
-Son una buena forma de controlar la presión arterial
-Para las personas que padecen osteoporosis puede ser una forma de mantener a raya la enfermedad y para las personas que no la padecen pueden ser una buena forma de prevención de la misma.
-El ejercicio incrementa la producción de endorfinas las cuales son sustancias que al ser volcadas en el torrente sanguíneo nos dan sensación de bienestar y euforia.

Los ejercicios también se pueden clasificar en ejercicios de bajo impacto y de alto impacto. Entre los ejercicios de bajo impacto podemos nombrar a la caminata, la natación, andar en bicicleta, etc. entre los ejercicios de alto impacto podemos nombrar a la carrera pedestre, el tenis, el padre, el squash, el fútbol, el básquetbol, etc.

Es importante la consulta con el médico de cabecera antes que embarcarse en la práctica de cualquier práctica deportiva, el mismo determinará si se está en condiciones de practicar la actividad en particular que le interese la persona.

Es fundamental que reconozcamos nuestros límites y empezar con la actividad física de a poco y entendiendo que si nunca practicamos o hace mucho que no lo hacemos, nuestro cuerpo se debe acostumbrar al estímulo, si nosotros le exigimos demasiado en los primeros días corremos el riesgo de lesionarnos y no poder seguir adelante con el entrenamiento.
En la práctica de la actividad física siempre es recomendable estar acompañado por un profesor de educación física que nos pueda guiar hacia nuestros objetivos y él cual sabrá planear un programa adecuado para nosotros y nuestras capacidades.