Mostrando entradas con la etiqueta sobrepeso y obesidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sobrepeso y obesidad. Mostrar todas las entradas

domingo, 1 de septiembre de 2013

Ejercicios para quemar grasas rápidamente


corriendo para quemar grasas

Cuando comenzamos con un plan alimentario para bajar de peso es muy bueno optar también por incluir algunos ejercicios para quemar grasa más rápidamente, esto sólo puede hacerse si la condición física y salud del individuo lo permiten. Suponiendo que la persona no tiene contraindicaciones para realizar ninguna actividad física y siempre teniendo en cuenta que para personas no entrenada la intensidad y duración del ejercicio deben ir de menor a mayor se pueden optar por varios tipos de ejercicios: entre los cuales se encuentran los aeróbicos y los anaeróbicos, los primeros  se realizan sin "deuda de oxígeno" y los segundos son los que se realizan con "deuda de oxígeno" y en donde hay formación de ácido láctico en los músculos. Sumar al plan de alimentación una rutina que combine ejercicios aeróbicos y anaeróbicos puede ser una buena manera para quemar grasas más rápidamente.

Se deben incluir bastantes ejercicios aeróbicos que tendrán aparte del beneficio de bajar de peso otros tantos que se enuncian a continuación:

-Incluir estos ejercicios ayudarán a bajar de peso y a mantener el peso perdido, ayudando muchas veces a que no se esté tan exigido con el plan alimentario.
-Nos darán una mayor resistencia
-Son una buena forma de controlar la presión arterial
-Para las personas que padecen osteoporosis puede ser una forma de mantener a raya la enfermedad y para las personas que no la padecen pueden ser una buena forma de prevención de la misma.
-El ejercicio incrementa la producción de endorfinas las cuales son sustancias que al ser volcadas en el torrente sanguíneo nos dan sensación de bienestar y euforia.

Los ejercicios también se pueden clasificar en ejercicios de bajo impacto y de alto impacto. Entre los ejercicios de bajo impacto podemos nombrar a la caminata, la natación, andar en bicicleta, etc. entre los ejercicios de alto impacto podemos nombrar a la carrera pedestre, el tenis, el padre, el squash, el fútbol, el básquetbol, etc.

Es importante la consulta con el médico de cabecera antes que embarcarse en la práctica de cualquier práctica deportiva, el mismo determinará si se está en condiciones de practicar la actividad en particular que le interese la persona.

Es fundamental que reconozcamos nuestros límites y empezar con la actividad física de a poco y entendiendo que si nunca practicamos o hace mucho que no lo hacemos, nuestro cuerpo se debe acostumbrar al estímulo, si nosotros le exigimos demasiado en los primeros días corremos el riesgo de lesionarnos y no poder seguir adelante con el entrenamiento.
En la práctica de la actividad física siempre es recomendable estar acompañado por un profesor de educación física que nos pueda guiar hacia nuestros objetivos y él cual sabrá planear un programa adecuado para nosotros y nuestras capacidades.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Que es la hormona leptina y como influye en la obesidad

Hablaremos sobre que es esta hormona llamada leptina, y como influye de forma notable en una enfermedad tan común en nuestros días como lo es la obesidad.
La obesidad es una enfermedad multifactorial entre los cuales se pueden apreciar factores exógenos y endógenos. De lo que hablaremos es de una hormona llamada leptina (factor endógeno) que es fabricada en el tejido adiposo, la misma es una hormona que influye en la ingesta y el gasto energético. Lo que provoca la leptina es la sensación de “saciedad” además de un incremento del gasto energético. La leptina provoca sus efectos en el momento que llega al hipotálamo y actúa sobre neurotransmisores específicos.
Un defecto en la producción de leptina o una resistencia a su acción en el sistema nervioso central, podría dar como resultado una obesidad.
En la actualidad se está estudiando a la leptina como alternativa para desarrollar un tratamiento complementario de la obesidad. Sin embargo por ahora hace falta realizar mas estudios en humanos. Se especula que se necesitaran altas dosis de leptina dado que los obesos son resistentes a la misma, lo que podría provocar una serie de efectos periféricos desfavorables. Pero tengamos cuidado, la leptina es solo una de las posibilidades de tratamiento. Las estrategias en el futuro deben estar enfocadas especialmente en la prevención de esta enfermedad que ya esta expandida por todo el mundo.

viernes, 21 de agosto de 2009

Los Niños con mala nutrición y obesidad. El papel del nutricionista.

En Argentina el número de niños con mala nutrición y obesidad aumenta y su futuro esta en peligro. El papel del nutricionista cobra importancia ya que este será el responsable de impartir las indicaciones necesarias al niño y a su familia para lograr la recuperación del paciente con esta patologia. Se han realizado diversos estudios en varios países y se ha arribado a la conclusión que aproximadamente el 15% de los niños en edad escolar tienen obesidad y el porcentaje es mayor si hablamos de chicos adolescentes. En países de bajos recursos económicos se implementan políticas para sanear los altos grados de desnutrición que poseen, pero estas políticas frecuentemente traen aparejadas una aumento en los índices de obesidad, ya que los alimentos usados para alimentar a estos niños de bajos recursos, suelen ser ricos en carbohidratos y calorías, y bajos en calidad. Esto provoca que los niños no solo que no crezcan bien, sino que genera niños obesidad con todo lo que ello implica, como por ejemplo un niño obeso, tendrá en su edad adulta mayores riesgos de ser diabético, padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión o exceso de grasas en sangre (colesterol por ejemplo). Además de todas las posibles consecuencias físicas debemos tener en cuenta los efectos psicológicos que esto genera en los niños (baja autoestima, dificultades para relacionarse, etc.).
Es importante saber que el sobrepeso y la obesidad no son lo mismo. Por ejemplo un lactante con algo de sobrepeso no se considera tan importante ya que no predispone a la obesidad, lo normal es que cuando se cumple un año de edad se produce una perdida de grasa corporal por lo que un niño de mas edad debería ser delgado, en el periodo de la pre pubertad puede haber otra ganancia de peso que es normal, que se supone, se perderá en la pubertad. Estos momentos son cruciales, ya que aquí se puede definir estar o no dentro del grupo de los obesos.
Hay varios factores que pueden relacionarse con la obesidad infantil:
-Existen factores genéticos, sobre todo si los padres son obesos
-Influyen los factores ambientales, como el sedentarismo, los niños actualmente dedican muchas horas a estar frente a la computadora, los videojuegos o la televisión en detrimento de las actividades deportivas o recreativas al aire libre
-La dieta no suele estar balanceada, hay un exceso de grasas y de calorías.
-Los factores psicológicos juegan un papel fundamental, estos niños muchas veces son discriminados por sus pares, esto provoca, que el niño se aisle, baje su autoestima, se mantenga mas tiempo en su casa, encerrado, con poca actividad física, y con un acceso a la heladera mucho mayor, este estado de depresión o tristeza lleva al niño a consumir mayores cantidades de alimentos.
Los padres hay veces en las que niegan la obesidad de sus hijos, así como también creen que se están alimentando bien. Los padres deberían atender las indicaciones del profesional, tomar conciencia de la enfermedad de su hijo y darle acompañamiento y contención. El nutricionista por su parte se encargara de orientar y guiar a los padres en el proceso para que el niño obeso pueda conseguir un peso normal. Se deberá tener en cuenta que los niños obesos son personas que están en pleno crecimiento y sus dietas deben ser completas para no perjudicar su desarrollo, así mismo se deberá incentivar al niño para que incluya en su rutina deportes o juegos al aire libre. En ocasiones será necesaria también la consulta con un psicólogo infantil quien aportará otros elementos y herramientas para ayudar a la recuperación del niño.

jueves, 30 de julio de 2009

Villa del Sur Levite, no recomendable para bajar de peso

Este post lo escribo para clarificar una confusión que muchos pacientes trajeron cuando me consultaron, la misma tiene que ver con la conocida marca de agua mineral Villa del Sur que lanzó hace ya un tiempo la linea de aguas saborizadas Villa del Sur Levite, la cual fue promocionada asiduamente por televisión en donde se mostraba a personajes conocidos y otro no tanto, que cuando tomaban esta bebida "flotaban" en el aire dadas sus características de supuesta liviandad, pero... liviandad en cuanto a que? al gas del cual carece...? puede ser, lo que si es verdad es que tiene una cantidad importante de azúcar que no tiene nada de liviano ni light: mas de 3 cucharas de té de azúcar por vaso (entre 66 y 69 cal dependiendo el sabor, el equivalente aproximado a lo que es una gaseosa común), a simple vista quiza no parezca tanto, pero hay gente que quiere bajar de peso y la única bebida que consume es esta, y si sacamos la cuenta, veremos de que si nos tomamos 1,5 litros (una botella al día) de la bebida en cuestión, que es la medida consumida por algunas personas, tendremos una importante cantidad de calorías, que proviene solamente de bebida. Así que si esta en plan de perder peso, elija otras opciones de bebida diferente.

Podés seguir leyendo:
8 Trucos para adelgazar sin dejar de comer

miércoles, 29 de julio de 2009

¿Por que engordo? Las causas

porque engordo
¿ Por que engordo ? Esa es la pregunta que muchos se hacen y a veces no encuentran respuesta. Veamos un poco, el exceso de peso de una persona, es sólo una cuestión de desequilibrio, de exceso de calorías ingeridas; las causas que pueden hacer variar el gasto energético de una persona a otra tiene que ver con los siguientes items:
1)Peso corporal: un cuerpo grande gasta más calorías que uno pequeño.
2)Ejercicio físico: la persona que es más activa físicamente gasta más calorías que una persona con menos actividad.
3)Crecimiento: durante la niñez, pubertad, adolescencia, se están desarrollando y creciendo nuevos tejidos, lo cual requiere calorías extras.
4)Clima: los climas fríos o las alturas requieren un mayor consumo energético.
5)Enfermedades y/o infecciones: hacen aumentar las necesidades energéticas.
6)Sexo: las mujeres necesitan menos calorías para mantenerse que los hombres ya que tienen menos masa magra.
7)Genética: si bien la herencia influye a la hora de pesarnos, este no es un facor determinante para que tengamos sobrepeso, el peso se puede reducir y controlar aunque provengamos de una familia con problemas de este tipo.Volviendo al ejemplo de la balanza, si nosotros ponemos muchos platos de un lado, la misma se inclinará para este mismo lugar (cuando comemos de forma incorrecta y en exceso, entonces se fabrica grasa), por el contrario si agregamos platos del otro lado (cuando hacemos más ejercicio por ejemplo y comemos de otra manera), la balanza se irá equilibrando, y así se irán bajando los kilos de más.Las calorías provienen de la comida y bebida que se toman. Las calorías son proporcionadas por los llamados macronutrientes, que son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas, cada uno aporta:-hidratos de carbono nos aportan 4 kcal/g-proteínas nos aportan 4 kcal/g-grasas nos aportan 9 kcal/gNo proporcionan energía (calorías) los siguientes nutrientes (micronutrientes):-Vitaminas.-Minerales.Debemos tratar de conocer los diferentes alimentos y así poder optar con criterio que es lo que más nos conviene comer y en que cantidad para estar saludables.
Es muy común oír la frase "no como nada y engordo" entonces ¿ porque engordo ? A nadie le proporcionan calorías ni el agua ni el aire. Sólo se puede engordar comiendo más de lo que se gasta. Por supuesto existen personas obesas que comen menos que personas delgadas, pero ocurre que las necesidades energéticas individuales son tan distintas como la ingesta en cada persona. O sea, las comparaciones no nos sirven, debemos analizar los casos de forma individual. Muchas veces nuestros registros de comida no son tan claros y no tenemos en cuenta los "picoteos" diarios que hacemos en nuestro lugar de trabajo o entre nuestros quehaceres diarios, entonces pensamos que lo que engorda es lo poco (o mucho) que comemos durante el desayuno, almuerzo o cena; También influyen los hábitos alimentarios individuales, la cantidad, calidad, horarios, etc.